Estructurar tu negocio, liderar y triunfar, en un mundo sin contacto físico



El Covid-19 ha afectado todo, nos ha llevado a muchos de nosotros a trabajar desde casa y ha aumentado el uso de los canales digitales para completar las tareas cotidianas. Según el Banco Mundial, también ha “paralizado casi por completo” la actividad económica.


En este momento, las empresas están analizando cómo van a reponerse de la conmoción que esta situación ha traído consigo. Las organizaciones no pueden seguir operando como lo hacían en el pasado. Nos estamos moviendo hacia un nuevo mundo, y esta puede no ser la última pandemia. Las estructuras de las empresas no pueden hacer otra cosa sino cambiar.


Publicidad





Los líderes no pueden manejar una compañía de la misma forma que lo han hecho en los últimos cinco años y esperar los mismos resultados el próximo lustro. Los resultados serán completamente diferentes. La estructura debe evolucionar hacia lo digital, atender nuevos puntos de dolor y requisitos de aprovisionamiento, permitir la alineación organizacional, impulsar el compromiso de empleados y clientes y basados en los modelos de suscripción. Y todo esto debe ocurrir en un entorno sin contacto físico.


Los negocios frecuentemente se ajustan a los desafíos buscando la rentabilidad y la reducción de lo que consideran accesorio. Pero el entorno actual requiere un cambio fundamental en la estructura y el liderazgo de la empresa.


La estructura correcta estimula la colaboración y la alineación entre los equipos


La estructura digital está orientada a los equipos. Eso permite que diferentes disciplinas, como finanzas y recursos humanos, trabajen juntas. Aunque algunas empresas piensen que ya lo habían hecho antes, la colaboración entre disciplinas y la creación de equipos es diferente ahora.


En el pasado se reunía a todo el mundo en una sala y se podía observar si la gente trabajaba bien en conjunto o si se peleaban entre ellos. La coordinación es mucho más importante en la economía actual y en el ambiente de trabajo remoto. Todos deben remar en la misma dirección. No se puede hacer eso con una estructura anticuada, orientada a departamentos o funciones, que permite a la gente hacer parte de un trabajo y llamarlo un éxito a pesar de que el proyecto en general pueda fracasar.


Publicidad



Brindar las soluciones que los clientes quieren, como ellos las quieren


Incluir y coordinar a personas de diferentes disciplinas de negocios también ayuda a asegurar que se creen las soluciones que los clientes necesitan y que se construyan de manera que su organización pueda venderlas y entregarlas a los clientes. Los negocios luchan con esto todos los días.


Las compras, las ventas y los servicios se están volviendo cada vez más carentes de contacto, y las empresas deben prepararse para ello. No debemos asumir que lo que hemos estado haciendo va a funcionar en un mundo post-pandémico. Por ejemplo, podría haber mil nuevos pedidos que lleguen de mil clientes diferentes. Las adquisiciones probablemente no van a implicar evaluaciones en persona de los proveedores - las empresas tendrán que estar activas virtualmente y suministrar los precios a través de una plataforma digital. Es posible que sea necesario tener un “cajón de arena” digital o un entorno controlado para permitir a los clientes probar las ofertas por sí mismos.



Existen cambios que deben producirse cuando un cliente dice: "así es como quiero hacerlo". Y no todos querrán hacerlo de la misma manera. Un grupo de comercialización en un minorista, por ejemplo, podría querer ver y experimentar el producto en persona. Para ello se necesitarán ventas bimodales.


Publicidad



Este cambio tiene grandes implicaciones en la estructura, la estrategia y las habilidades

No debemos subestimar la forma de superar esta crisis y la medida en la cual la estructura debe cambiar para ofrecer experiencias superiores a los clientes y asociados. La forma de trabajar de los negocios está cambiando – y necesita cambiar un poco más – porque el comportamiento y las expectativas de la gente están cambiando.


Muchas personas compraron comestibles a través de delivery por primera vez durante la pandemia y otros planean ordenar comestibles en línea y hacerlos entregar a domicilio aún después de que hayamos salido de esta crisis. Esto marca un cambio fundamental. ¿Cómo van a manejar eso las tiendas de comestibles, que ganan mucho dinero con artículos que son comprados de forma impulsiva cerca de la caja, como barras de caramelo y chicles? ¿Cómo van a cambiar los gimnasios?


Tanta gente de negocios habla de cómo van a recuperarse de esta crisis. ¿Cómo? ¿Cuál es su estrategia para recuperarse? Nos estamos moviendo hacia un nuevo mundo que podría tener serias implicaciones en la estrategia y la estructura. Para obtener resultados comerciales sostenibles en el futuro hay que asegurarse de que hay empatía hacia los clientes y que se entienden las ofertas y los mercados tal y como existen hoy en día. Es importante contar con una estructura que permita competir eficazmente y ser receptivo. Y tener el liderazgo y las habilidades adecuadas que encajen en la nueva estructura y ayuden a ejecutar la estrategia de la organización.


No hay vuelta atrás.


Post by Eric Hutto, Presidente y Chief Operating Officer de Unisys


Créditos de la imagen: Unsplash


Publicidad




Publicidad

Publicidad

user interface seminar.png

Puede Interesarte

REINVÉNTATE

Contáctenos 

 

Publicidad 

Reinvéntate

Hub de Transformación Digital

Tecnología, talento digital, retos, jobs TIC, retos digitales, hackathones, transformación digital, innovación, emprendimiento, startups, tendencias tecnológicas, eventos, venture capital  y  financiamiento en la industria tecnológica.

© 2020  Reinvéntate 

Prohibida la reproducción parcial o total de este contenido.

Las marcas  que se mencionan en este web site  son propiedad de las respectivas compañías. .

Comparte

Publicidad

  • Twitter - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • LinkedIn - Gris Círculo